6 de febrero de 2006

Acerca de la religión y la libertad de expresión

Hoy leí en "La Nación" una entrevista a el escritor isreaelí Amos Oz que representa todo lo que pienso respecto del conflicto desatado con la publicación de las caricaturas de Mahoma.

La reproduzco a continuación:

"Pretenden imponer la sharia "

El escritor israelí Amos Oz defiende la libertad de ironizar

JERUSALEN (Del Corriere della Sera).- "¡Pretenden imponer la sharia en Europa! Absurdo, pensábamos que al menos entre nosotros, los occidentales, las guerras religiosas habían quedado sepultadas bastante antes del siglo XX, pero han vuelto a aparecer a principios del siglo XXI, como si hubiéramos vuelto al siglo XI. Un retroceso a la oscuridad del profundo medioevo de 900 años atrás."

Amos Oz es un luchador. Escritor, defensor a ultranza de la libertad de pensamiento, fundador de Paz Ahora en la época de la invasión israelí al Líbano en 1982, no vacila en demostrar el mismo entusiasmo, ya sea por el diálogo con el mundo árabe como para defender lo que denomina "la libertad de ironizar sobre las religiones, incluyendo la religión musulmana".

-¿Publicaría la caricatura danesa "inculpada"?

-No veo que haya problema. En ese punto deberíamos estar atentos a las consecuencias de la censura. Y en particular porque todo este asunto no se trata en realidad de la santidad de la religión ni de la dignidad del profeta Mahoma. Es más bien un ataque intolerante del fanatismo y de la violencia. Todos somos víctimas de un ultimátum lanzado por fanáticos.

-Otro escritor israelí, Avraham Yehoshua, ha criticado en una entrevista la publicación de la caricatura, en nombre de la coexistencia pacífica. ¿Qué opina usted?

-Querría preguntarle a mi amigo Yehoshua si aquí, en Israel, queremos censurar todo lo que hiere los sentimientos de los hebreos ortodoxos. Pero no se trata tan sólo de un tema de sensibilidad religiosa, porque son valores sagrados los que no pertenecen a la fe. Por ejemplo, para una feminista el cuerpo de una mujer es sagrado y una publicación con desnudos femeninos representa una suerte de sacrilegio. Los fanáticos no sólo quieren proteger lo que para ellos es santo, sino que además pretenden imponerle al resto ese mismo criterio de santidad. Es la lógica de la dictadura, el triunfo del totalitarismo.

-Entonces ¿nada de censura?

-Si alguien decidiese publicar un periódico que no ofendiera a nadie, la publicación tendría que limitarse al pronóstico meteorológico. E incluso así, siempre alguien objetaría las predicciones.

-La Santa Sede ha definido la ilustración en cuestión como una "provocación inaceptable".

-La historia de la crucifixión de Cristo es considerada por muchos judíos como una provocación directa, que ha alimentado el antisemitismo durante dos mil años. El hecho de que muchos judíos consideren a Jesús como un simple hombre hijo de hombres es una provocación para muchos cristianos. Cada religión representa una provocación para las otras religiones. La vida está colmada de provocaciones. La manera de enfrentar esa provocación es superarla, no censurarla. Y si alguien se ríe de uno, te conviene hacer lo mismo con los de él. Se puede responder a la ironía con ironía.

-¿La suya no es una utopía liberal, inexistente?

-Los líderes religiosos palestinos acusan a Occidente de hipocresía. Dicen: "¡Se arrogan el derecho de ironizar sobre Mahoma, pero acusan a cualquiera que pone en duda el Holocausto!". No es cierto. En Israel hay centenares de chistes sobre el Holocausto, un humor negro que apareció a partir de 1945.

Traducción: Mirta Rosenberg


Copyright 2006 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

10 comentarios:

Ferdinand Mortnais dijo...

Como te decia el otro dia, tampoco hay que creer que el humor goza de impunidad. Si mediante el humor se expresa una opinión política, el humorista tendrá que hacerse cargo del mensaje. Ironizar sobre las religiones pone de manifiesto una opinión que es, como mínimo, la desacralización de ciertos símbolos y el cuestionamiento de un modo de pensamiento basado en la pura fe.
Si se hace un chiste sobre un hecho tan triste y horroroso como el Holocausto también hay que hacerse cargo del mensaje y de lo que se quiere decir riéndose de algo asi.
Yo defiendo el derecho a la libre expresión, incluida la expresión irónica y humoristica. No porque crea que un chiste no tiene valor político sino porque creo que es un medio más a la hora de expresar ideas. Y, por lo tanto, defiendo la libertad de expresión más allá del mensaje que se transmita, lo que no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que se diga (ya sea en un chiste o en cualquier formato).
En el caso de las caricaturas, no sólo defiendo la libertad de expresión sino que, además, estoy de acuerdo con el mensaje contra el fanatismo religioso y me parece terrible la respuesta violenta e irracional que todo esto depertó.

ionathan dijo...

Es complicado, yo también defiendo la libertad de expresión y creo que son medios llorones los musulmanes, peeeero, pensandolo mas friamente tambien es verdad que si en sus países las leyes civiles van pegadas a las religiosas y si la ley religiosa es decapitar a aquél que se mofe de mahoma, prohibirles que lo demanden no sería tambien un acto de censura de parte nuestro? ellos no quemaron las embajadas en dinamarca, aunque se considere territorio dinamarqués una embajada en el líbano, claro.
Por otro lado, leyendo un poco mas, me enteré que este diario vendría a ser como el canal 9 de acá. Es un diario anticomunista y xenófobo con varios episodios de este tipo. De todas formas tienen derecho a expresarse.
El punto es que ambos tienen razon porque ambos viven en lógicas diferentes. En Dinamarca la libertad de expresión es un valor. En otros países no. o si, pero la religión está sobre aquella.
Pedirles que piensen como nosotros es exportar nuestra cultura.
Es un tema jodido

y con respecto a lo de Amos Oz, que dice, ahora quieren implantarnos la sharía en Europa, diciendo, "pensaba que entre nosotros, los occidentales..." hoola, millones de árabes viven en Europa, y que es eso de al menos "nosotros". Esos árabes que viven en Europa, claro, siempre van a ser árabes, no franceses.

No se, es jodido

Ferdinand Mortnais dijo...

Creo que el relativismo llevado a ese punto termina por licuar cualquier responsabilidad ética.
Además lo que está en discusión no son los valores y las creencias musulmanas sino que busquen imponerselas al resto mediante la violencia, considerando un enemigo al que piensa distinto. Es una lógica totalitaria y fanática.

Rufián Melancólico dijo...

Creo que es justo que cada cultura se rija según sus valores. Por eso digo que en Occidente existe un valor que es la "Libertad de expresión". Desde Danton en adelante nos regimos por eso. En los países musulmanes tienen otros valores, y me parece genial. Lo que me parece denigrante es que utilizen al mundo globalizado como su campo de batalla y entonces haya una fatwa contra los tipos que hicieron las caricaturas o Salman Rushdie.
Por otra parte, las caricaturas, personalmente, me parecen de mal gusto y un poco xenófobas. Lo que no quita que siga defendiendo el principio de que cada uno tenga el derecho a decir lo que quiera.

ionathan dijo...

pero tambien hay una fatwa occidental por lo que hacen ellos en sus países. por que meterse en estas guerras, afghanistan, irak, entonces

estamos como a mano

no creo que los árabes la quieran imponer, no son abiertos a que los demas acepten sus religiones tampoco. sino mostrar que no quieren que les toquen el culo. y tienen una forma particular de mostrarlo.
occidente también

y ahora, uno tiene derecho a decir lo que uno quiere, pero no a hacer lo que uno quiere segun nuestros parámetros.
pero quien dice que al decir no hacemos?
decir/hacer no creo que esten tan separados en el mundo musulmán

Hoy mirando telefé noticias, jua, llegué a esta conclusión y es que la globalización nos alcanzó demasiado rápido, y no estamos preparados para soportar lo que es saber lo que hace cualquier persona o cualquier diario en cualquier parte del mundo.

Ferdinand Mortnais dijo...

La guerra santa y la lucha contra los infieles están en el origen mismo del Islam y la doctrina de Mahoma.

Rufián Melancólico dijo...

También la guerra santa está en la base del Cristianismo.
Y sí Iony, tenés razón: hacer y decir son una misma cosa. Es muy interesante a este respecto la teoría de Austin. Se puede leer en "Cómo hacer cosas con palabras" y su seguidor Searle se ocupa de ampliar todo esto de los actos de habla.

Ferdinand Mortnais dijo...

¿por qué la guerra santa está en la base del cristianismo?

Rufián Melancólico dijo...

A lo que me quise referir es a que toda religión implica una visión de verdad y todas las religiones son expansivas y pretenden imponerse como sistemas de creencias por sobre otros.

ionathan dijo...

pero el cristianismo es absorver a los otros

los musulmanes son degollar a los otros y quedar ellos

los judíos son comprar a los otros y parecer pobrecitos, juaja