1 de abril de 2006

Llamado

Me estaba haciendo una paja
después de llorar
y mientras escuchaba
a los Smashing Pumpkins

cuando sonó el teléfono
alguien atendió
y pronto supe que no eras vos

quien había llamado
y me sentí terriblemente realajado
por eso

y también bastante triste

30/06/04

Love is suicide

(de mi antología Basura adolescente. Libro I: El prisionero del sexo)

9 comentarios:

El asesino de Juan Manuel Avila dijo...

La paja, los Smashing Pumpkins, la tristeza... todo muy acorde con el título de la antología.
Creo que no quedan factores afuera de la descripción de la adolescencia.

Un saludo.

Ferdinand Mortnais dijo...

Rufián poeta??

mi asombro no conoce límites.

Ferdinand Mortnais dijo...

yo no sé en qué contexto lo escribiste, es decir, si el yo poético corresponde con vos o no, pero creo que si tuviera que escribir una situación tipicamente típica de un adolescente dark tipico en condiciones típicas hubiera escrito ese poema.

Rufián Melancólico dijo...

Eso es de lo poquito que Blogger me permitió publicar.
Qué decir del poema? Me gusta el pos-estructuralismo: no importa la vida del autor ni qué piensa ni que opina ni nada.
De cualquier forma, sí... es bastante autobiográfico. Casi confesional diría.

El asesino de Juan Manuel Avila dijo...

Para muchos estructuralistas no importa el autor. O por lo menos no importa de manera decifradora de significados, que me parece que es justamenet de lo que se quiere atajar usted.

Como sea, me da igual.
El poema está bueno y punto.

peperinoteama dijo...

Nunca me hice una puñeta despues de llorar.
¿Ta bueno?.

Ferdinand Mortnais dijo...

no es para gente de su edad, peperino.
tampoco Smashing Pumpkins, gracias al altísimo.

peperinoteama dijo...

Ferdinand: No hay edad para hacerle saltar los sesos al enano, y aun soy muy jovencito. Smashing Pumpkins no,
J-Lo si.


¿no es fino?.

Víctor Dupont dijo...

Che brutal que una poema sobre la paja termine en una discusión respecto del estructuralismo y el sentido de la poesía.

¡Aguante la polisemia, loco!

El estructuralismo es lo más para acabar. Aunque Smashing Pumpkins t´a bueno también.

Saludos, rufián.