11 de febrero de 2007

Sobre héroes y tumbas

En la recomendable página Hablando del asunto, Patricio preparó con mucha eficiencia y dedicación una semana en homenaje a Julio Cortázar.
Fue el otro día que navegando sin rumbo recaí en la mencionada página y al descubrir descubrir el homenaje a Julito ofrecí a su administrador cederle una foto que tomé yo mismo de la tumba (Cementerio de Montparnasse, París) donde descansa nuestro querido y nunca plausible de ser embarrado (a pesar de algunas de sus actuaciones políticas más polémicas de los últimos años de su vida) escritor fetiche de la adolescencia.
Pueden encontrar entonces la foto en el link que sigue: http://www.hablandodelasunto.com.ar/2007/02/cortzar-en-montparnasse.html

Pero el cementerio de Montparnasse guarda otras sorpresas y en mi visita (año 2001, 18 primaveras y viaje inciático de mochileros por Europe con el amigo Bolchevique) también le tomé fotos a la tumba de mi otro gran escritor fetiche de la adolescencia: Jean-Paul Sartre que volví a encontrar recién, cuando fui a buscar la otra.
La foto es la que sigue:También hay una foto en el que el que suscribe, con aspecto adolescente-púber, se apoya en la tumba, pero preferí algo más impersonal.

¿Y por qué tanta solemnidad? Simplemente porque lo próximo que pienso publicar va a hacer volver el blog a su aspecto de carnalidad más descarnada y me gusta generar contrastes.
Bueno, en realidad no es para tanto. Es solo que pienso hacer retornar la serie de
Los trabajos y las noches

4 comentarios:

Ineptus dijo...

Rufián ,tomarse una foto en la tumba de Sartre, en la primera visita a París y con 18 años es como la adolescencia freak expresada de manera génerica, algo así como una adolescencia del mundo, universal
No lo digo de manera despectiva, al contrario
Saludos

Rufián Melancólico dijo...

Pensaba que era uno de los pocos neuróticos que dedicaron una adolescencia a leer a Camus y Sartre y adoptar el color negro no como expresión del gótico sino del existencialismo y la angustia. Pero veo que no fue así.
Significará que hay otros enfermitos dando vueltas?
La vida es una pasión inútil.
Ahhhhh, cuántos recuerdos de adolescencia.

Ineptus dijo...

Además de mí, yo conocí a uno que otro adolescente trasnochado existencialista ¿Donde estarán esos chicos y chicas sensibles e ingenisos? ;)

Rufián Melancólico dijo...

Para más melancolía adolescente, remítanse a mi vieja entrada: "Llamado"

http://linko.es/sh