31 de enero de 2008

Libros

Agradezco a José María Marcos que me hizo llegar Recuerdos parásitos (quién alimenta a quién...) que escribió en conjunto con Carlos Marcos.

Prometo una lectura atenta y posteo con mis impresiones (de ser posible reseña) cuando termine un poco con el laburo que me está tapando (mes hiperproductivo con muuucha producción de ficción propia y corrección de otras cosas ya escritas) y con algunas de mis lecturas de este momento. A saber:

1) La ventana siniestra de Raymond Chandler (Una de las mejores novelas de Chandler. Toma algunos de los mejores elementos de El largo adiós y los vuelve a colocar ahí donde los queríamos. Un Marlowe melancólico e ingenioso no está saltando por ahí sino que mezcla la fuerza con la ironía y la perspicacia).

2) Pop.1280 de Jim Thompson (no tengo más que agradecimientos a los lectores de este blog que me recomendaron especialmente este libro. Es uno de los mejores policiales que haya leído. Nick Corey es sin dudas el antihéroe más odioso y admirable que he leído en mucho tiempo. La mezcla de Western con policial está muy bien y la construcción del habla popular gramaticalmente calamitosa se aprecia perfectamente en la edición en inglés que tengo).

3) El arco iris de la gravedad de Thomas Pynchon (ya hablé de él. Ya hablaré más detenidamente, quizás, algún día).

4) La marca del milagro de Damián Terrasa (una agradable sorpresa. Llena de giros pop a veces me pierde con la cantidad de situaciones y personajes pero cuando logro seguirle el ritmo se vuelve divertidísima).

Un verano completito de lecturas ¿no?

3 comentarios:

martostef dijo...

Espero el comentario de Pynchon.

YadaYada dijo...

Pop 1280 es muy bueno, lo leí cuando hace un tiempo lo editó Clarín entre sus novelas policiales veraniegas.

José María Marcos dijo...

Gracias a vos por poner a "Recuerdos parásitos (quién alimenta a quién..." en la lista, habiendo tanto para leer.
jmm.