23 de marzo de 2009

Soluciones a la Inseguridad / 1: Partiendo espinas

La solución a la criminalidad con la pena de muerte es un espectáculo desagradable. Lo mejor sería partirles la columna cervical a los delincuentes para que queden paralíticos y no puedan seguir aterrorizando a las viejas de Recoleta, los nostálgicos de la dictadura, los fachos de siempre y el campo no-popular.

Si no preguntenle a este buen muchachote sobre la practicidad del método que pregono.

7 comentarios:

Carlos dijo...

Zarpados pechos tiene ese travesti!
¿qué paso?¿Batman no le pago y se puso violento?

The Outsider dijo...

A los delincuentes hay que meterles Batman.

Rufián Melancólico dijo...

Eso dejámelo para el miércoles.

ShopGirl dijo...

Pobre Batman...la ligo.

Beso

Pazchi dijo...

Ah... sería una buena solución, creo que sobre todo para los predadoes sexuales...

(creo que había un capítulo de Law&Order que un violador quedaba paralítico... pero lo apresaban igual...)

Un sinfín de posibilidades.

Atte,
Paz

yamila dijo...

conozco el caso de un cana en villa luro que baleo a un chorro celebre del mismo barrio, un tiro en cada pierna, solo porque estaba cansado de llevarselo cada dos por tres y que volviera a salir.

El celebre chorro ahora se dedica a robar stereos de los automoviles en silla de ruedas. true story!

DRODRO dijo...

Ese célebre chorro es un monumento a la dignidad y la voluntad humana!